Entrevista a Mariella Devia, soprano.


“MI MEJOR MOMENTO EN ESPAÑA FUE CUANDO DEBUTÉ CON ALFREDO KRAUS”

La soprano italiana Mariella Devia (Chiusavecchia, 1948) está considerada a día de hoy, una de las reinas del belcantismo italiano. Pocos meses antes de su debut como Norma, hablamos con ella en Bergamo, la ciudad natal de Donizetti, sobre su trayectoria y actual estado de su carrera.

– Se encuentra de nuevo en Bergamo para interpretar a Maria Stuarda, en la ópera homónima del compositor. ¿Qué supone cantar en esta ciudad?

– No es la primera vez que canto el papel, pero me ilusiona hacerlo en este emblemático lugar. Pero al final, cuando me subo a un escenario, me olvido de todo y me centro en cantar y conectar con el público, que es lo importante.

– Su interpretación de la Trilogía Tudor es pieza clave en su repertorio actual, ¿qué tiene de particular?

– Al margen de lo que el librettista toma de la novela de Schiller, siempre me he interesado por la historia y las biografías de estas tres grandes mujeres. Son unos personajes de fuerte carácter, algo que casa bien con el melodrama italiano.

– Muchos recordamos su extraordinario debut como Elisabetta en Roberto Devereux, el único papel que le quedaba. ¿Cómo afrontó este reto?

– La partitura te lo dice todo. El acento que reclama Donizetti, al igual que Bellini, está siempre en la música. La interpretación viene a través de esa vocalidad tan especial.

– En los últimos años ha incorporado algún papel, como el de Liù, a su amplia trayectoria. ¿Estamos ante una nueva senda en su carrera?

– El papel de Liù lo debuté en Génova, un ciudad en la que me siento muy cómoda. Es un rol por el que me sentía atraída hacía tiempo. Digamos que ha sido un paréntesis en mi carrera. Lo que realmente disfruto y va bien a mis características, es el belcanto.

– Hablemos de España, un país donde ha dejado un grato recuerdo a los espectadores. ¿Con qué momento se queda como cantante?

– Quizá mi mejor momento fue cuando canté por primera vez con Alfredo Kraus. Fue en Bilbao con Les pêcheaurs de perles. También cantamos en Oviedo. Además guardo un bonito recuerdo del Teatro de la Zarzuela, donde hice Lucia, Rapto en el Serrallo y Los Puritanos.

– Uno de sus últimos recitales fue en Sevilla, donde cantó por vez primera toda la escena completa de Norma.

– Así es. Fue un recital accidentado porque yo estaba enferma. Luego hubo un desmayo en la sala y tuvimos que parar el concierto. Probé la escena entera y el resultado fue muy satisfactorio.

– De hecho, debutará el papel en Bologna, si bien hace unos años no se veía capacitada para abordarlo. ¿Ha cambiado de idea?

– El Teatro Comunale es de herradura, muy pequeño. El responsable ha sido Michele Mariotti, que me lo llevaba pidiendo años. He colaborado en muchas ocasiones con él, seguro que me gustará la experiencia.

– Una gran soprano española, Montserrat Caballé, decía la siguiente frase a propósito de las cantantes belcantistas. “Leyla Gencer descubre las óperas de Donizetti, Sills las graba y yo, las canto”. ¿Qué hace usted con ellas?

– (Ríe) No la conocía, ¡es fantástica!. Yo también espero cantarlas.

– Toca hablar de Italia, un país que no atraviesa sus mejores momentos económicos. Usted fue noticia al cantar Anna Bolena a piano, a causa de una huelga orquestal. ¿Cómo vive un intérprete estos momentos?

– Para los teatros es un drama. Para nosotros no es agradable encontrarnos en estas situaciones, pero debemos salir por respeto al público que ha venido a vernos. A la ópera le faltaba algo, la orquesta, pero tanto mis compañeros como yo misma creímos oportuno cantar. El público entendió la situación y aceptó el arreglo, pues no pidieron el importe de las entradas. Fue un trabajo muy duro, pero a al vez gratificante.

– Dicen que algunos teatros italianos son poco serios a la hora de firmar contratos y anunciar intérpretes. ¿Es realmente así?

– Más que una falta de seriedad, creo que es algo momentáneo. Antes no pasaba. Vivimos un momento de incertidumbre y no sabemos si se pueden mantener todos los títulos.

– Hay cierto sector en Barcelona descontento con el actual director artístico. Dicen que tratan mal a los cantantes y hay mal ambiente de trabajo. ¿Qué piensa de ello?

– La única vez que canté en Barcelona me sentí muy querida, jamás tuve problemas. De hecho, en enero vuelvo para hacer Il Pirata.

– En su día, las malas lenguas dijeron que canceló su participación en Anna Bolena por una rivalidad con Edita Gruberova.

– Cancelé porque mi hija iba a dar a luz y para mi era más importante. No podía dejarla en el hospital e irme a cantar a Barcelona. Reconozco que he sido una madre ausente a lo largo de los años, por eso mis prioridades ahora son otras.

– No es nada nuevo afirmar que los cantantes jóvenes se queman rápido. ¿Es un problema exclusivo de ellos, o también de agentes y directores artísticos?

– Lo veo como un problema general. Un cantante debería saber lo que le sienta bien a su voz. Es un trabajo difícil, porque no pueden permitirse rechazar cualquier oferta. Hay que trabajar, y eso supone un riesgo.

– Una soprano mediática como Anna Netrebko ha llegado a afirmar que el belcanto es bueno para la voz y fácil de cantar. ¿Qué le parece?

– Depende. Si quieres cantar belcanto y ya está, puede ser fácil. Si quieres cantarlo bien, necesitas un rigor y un estudio constante. Se requiere un canto descubierto y liberado. No te puedes esconder.

– Es cierto que su interpretación de Anna Bolena dista mucho de la de Gruberova o Netrebko.

– Quizá porque yo soy italiana y el gusto y la lengua varían. (sonríe)

– ¿A qué cantantes ve con posibilidades de triunfar en un futuro?

– Sinceramente, no puedo responder. Cuando no tengo que actuar no suelo ir al teatro y para mi, es allí donde se puede juzgar con criterio a un cantante.

– ¿Y del pasado?

– A Maria Callas, a Renata Scotto, a Caballé…

– ¿Ha cambiado el público en estos cuarenta años de carrera?

– Espero que sí. Hay gente a la que todavía le cuesta aceptar sobre el escenario, aquello que no se hace como se había venido haciendo hasta ahora. Claro que también ha cambiado el modo de cantar.

– ¿Ve futuro a la ópera?

– ¿Quién puede asegurarlo?. Para mi no tanto. Para los jóvenes espero que sí, aunque quizá fuera de Italia.

Autor: Arian Ortega (Codalario)

Anuncios

3 pensamientos en “Entrevista a Mariella Devia, soprano.

  1. Pingback: Devia siempre diva | Pablo, la música en Siana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s